Como un nebrasqueño de 5a generación, Brad tiene arraigado el compromiso de servicio y amor por el estado que ha pasado por generaciones de servidores públicos. El es el hijo mayor de Don Ashford y Ellen Swanson. Don, un galardonado y condecorado de Cruz de Vuelo Distinguido por su participación como piloto de bombardero de la Segunda Guerra Mundial voló en la misión del Día D. Ellen estuvo involucrada activamente en numerosas causas filantrópicas y operaba su propio negocio cuando no era común par las mujeres ser dueñas de negocios. El padre de Ellen, Otto Swanson, era un reconocido negociante y filantrópico de Omaha. En un esfuerzo de combatir el boicot de los años 30 a los negocios de los judíos, Otton, junto con otros lideres locales, formaron el National Conference of Christians and Jews, una organización sin fines de lucro que hasta hoy continua sus actividades y es conocido como Inclusive Communities.

Con una trayectoria familiar de servicio publico, no es de sorprenderse que a muy temprana edad, Brad busco dedicarse a la Carrera de servicio publico. Su filosofía es de remangarse las mangas y ponerse a trabajar como cuando era un niño pequeño almacenando las estanterías del negocio de sus papas, la Nebraska Clothing Company.

Su experiencia lo ha marcado enormemente, y no solo el ha aprendido el valor del trabajo arduo y honesto, si no que también a combinado la importancia de lo que es justo y la construcción de relaciones. Esta instalado en el la importancia de unidad por un bien común e invertir y devolver a la comunidad en la que vive y ama. Toda su vida, Brad se ha dedicado orgullosamente ha mejorar la vida de los nebrasqueños. Su naturaleza de obtener resultados y una fuerte creencia de que no se puede avanzar en la sociedad sin trabajar juntos es un valor que el considera que tienen toda la gente de Nebraska. Brad ha sido un servidor público durante tres décadas, enfatizando, en repetidas ocasiones que su prioridad es la gente de Nebraska y ha hecho de nuestro estado un lugar excepcional para vivir, trabajar, y criar una familia.

Su primera experiencia en Washington fue mientras asistía a la Universidad Colgate donde trabajo para el renombrado Senador de los EE.UU.AA, Roman Hruska. Después de graduarse la Escuela de Derecho en la Universidad de Creighton en 1974, el fue contratado como un abogado en el Departamento de Asuntos Jurídicos de la Comisión Federal de Caminos en Washington D.C. Sin embargo, Brad sabia que su pasión estaba en servir a la comunidad de Nebraska, por lo tanto regreso a su hogar para casarse y crecer una familia, uniéndose a la firma de abogados Bradford and Coenen.

Electo en 2014 para servir en 2do. Distrito Congresional, Brad fue uno de dos demócratas en la nación de derrotar al congresista en turno. A pesar de que el Congreso estaba profundamente dividido y enroscado, él, como Nuevo congresista y parte del partido minoritario, puedo trabajar con miembros del otro partido para cumplir las promesas que hizo al distrito cundo declaró su candidatura. “It’s the Nebraska Way,” (es la manera de Nebraska) el siempre dice.

Uno de sus mayores logros incluye el haber sido reconocido como el 4o “Miembro del Congreso mas bipartidista”. Implementando su gran conocimiento del proceso legislativo y con sus esfuerzos, Brad fue capaz de asegurar mayores recursos para el nuevo y vital Centro de Educación y Entrenamiento de Ebola en Omaha. Asimismo, introdujo y paso una propuesta de ley innovadora que no solo brindará un muy necesario hospital para los veteranos “VA “ en Omaha, pero permitirá que otros VAs en la nación se beneficien de una relación publica y privada para construir estos hospitales. Finalmente, ayudo a asegurar recursos para reparar la pista de aterrizaje de la base Offut Airforce, asegurándose que las mujeres y hombres valientes del 55 permanezcan en el condado de Sarpy.

Brad ha pasado los años abogando por la educación publica, elevando los estándares para la educación especial y asegurándose que los maestros de Nebraska reciban un salario justo. Mientras estaba en la Legislatura de Nebraska, Brad era un líder combatiendo el crimen, reduciendo el uso de pistolas ilegales que han plagado nuestras calles y ayudo a incrementar los castigos a los crímenes relacionados con las pandillas y el trafico de personas. El también ha liderado la iniciativa de revitalizar el centro de Omaha, asegurando fondos para preservar el Castillo Joslyn, renovar el Civic Auditorium en los 90s y pavimentar el camino para el centro de convenciones de Omaha (Century Link Center). Después de 16 años, el ha construido una fuerte reputación por sus habilidades de liderazgo y su habilidad de juntar gente para encontrar soluciones que tenga impacto a largo plazo en nuestro estado.

Brad esta casado con una abogada y ejecutiva de asistencia medica, Ann Ferlic Ashford. El es un padre orgulloso de John, Ellie, y Tom quienes crecieron asistiendo a las escuelas públicas de Omaha. Su familia ha estado activamente involucrada en la comunidad con un profundo compromiso a la importancia del servicio publico.